sindrome_tunel_carpiano

Tratamiento de fisioterapia del síndrome de túnel carpiano en FisioClinics Logroño

El túnel carpiano es un canal anatómico en la cara anterior de la muñeca por el que pasan diferentes estructuras como son los tendones flexores de los dedos y el pulgar, vasos sanguíneos y el nervio mediano. Los límites de este canal son los huesos de la muñeca y por encima el ligamento transverso del carpo.
El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía o lesión por presión del nervio mediano en su paso a través de este canal. El nervio mediano es un nervio sensitivo-motor, una vez pasado el nivel de la muñeca su función es la de recoger información sensitiva de la parte palmar de los dedos pulgar, índice, medio y la mitad del anular, pero también controla la acción muscular de la eminencia tenar o musculos de la base del pulgar y I-II lumbricales.  

Causas

En la mayoría de los casos de síndrome de túnel carpiano no hay una única causa, aquí se describen algunas:
  • Congénitas: algunas personas nacen con el canal mas pequeño de lo normal
  • Inflamación de cualquiera de las estructuras que se alojan en el canal carpiano
  • Microtraumatismos o movimientos repetitivos con muñeca y/o mano o el uso de herramientas que vibran
  • Bloqueos vertebrales en la región cervical
  • Disfunciones viscerales
Existen una serie de factores que pueden inducir a padecer túnel carpiano:
  • Fracturas de huesos o artritis de muñeca
  • Artritis reumatoide
  • Quiste o tumores que crecen en la zona de la muñeca
  • Infecciones
  • Obesidad
  • Cambios hormonales de embarazo, lactancia y menopausia
  • Enfermedades endocrinológicas (diabetes mellitus, hipotiroidismo, acromegalia)
  • Estrés
En muchas ocasiones la lesión no es propiamente del túnel carpiano, aunque coincidan los síntomas, ya que el sistema nervioso periférico es un conjunto de nervios que en el caso de la extremidad superior, nace en la columna cervical y recorre toda la extremidad superior hasta llegar a los dedos. Existen unas zonas en las que el nervio puede estar comprometido y así disminuir su flexibilidad y movilidad provocando sintomatología. Estos problemas pueden ser artrosis cervical, hernias discales, bloqueo de la primera costilla, tensión excesiva de las cadenas musculares, tensión excesiva en escalenos, pectoral menor…

Signos y síntomas

Los síntomas suelen aparecer de manera gradual, generalmente comienzan por la noche o con algunas posturas concretas y a medida que la patología progresa aparecen con más frecuencia durante el día o incluso pueden ser continuos. Los síntomas que se describen son:
  • Adormecimiento de la palma y los dedos pulgar, índice, medio y mitad del anular.
  • Sensación de descarga eléctrica o calambres 
  • Dolor de dedos, palma y muñeca, en casos avanzados puede incluso irradiar hacia el codo.
  • Debilidad y atrofia muscular de algunos músculos de la palma de la mano
  • Torpeza al agarrar objetos, hacer la pinza entre pulgar e índice y/o en movimientos de motricidad fina 
  • Pérdida de sensibilidad e incluso incapacidad de diferenciar entre calor y frio.

Diagnóstico del síndrome de tunel carpiano

Generalmente con la clínica y actividad laboral son indicadores de esta patología, aunque hay que hacer un buen diagnóstico para determinar la causa real de esta sintomatología. Mediante una exploración física y la realización de una serie de pruebas que puedan desencadenar esta sintomatología (signo de Phalen, signo de Tinel…) se puede sospechar de síndrome de túnel carpiano.
Para confirmar estas sospechas se puede indicar la realización de un estudio neurofisiológico para valorar el estado del nervio mediano como un electromiograma y un estudio de conducción nerviosa. Así mismo se pueden solicitar pruebas analíticas o de imagen para descartar otras enfermedades para discriminar que la causa sea endocrinológica, reumática, de problemas de origen cervical…

Tratamiento

Si el síndrome de túnel carpiano es secundario a una causa conocida (diabetes, artritis reumatoide, problemas a nivel cervical, etc) se deberá corregir esta causa primaria. Si los síntomas no remiten se podrán realizar medidas de prevención para descargar la zona como:
  • Usar una férula nocturna para que la muñeca se mantenga en posición neutra y el nervio no se comprima, si la actividad diaria provoca esta compresión también se recomendara el uso de la férula durante su realización.
  • Usar ayudas o cambios en el puesto de trabajo como teclados y ratones especiales, medidas ergonómicas, cambios en la posición de la mano en actividades diarias o laborales para evitar la compresión del nervio, periodos de actividad-descanso alternados…
El médico también podrá recomendar el uso de analgésicos y antiinflamatorios para ayudar a disminuir la presión sobre el nervio.
La fisioterapia también puede ser de gran ayuda mediante diferentes técnicas como:
  • Neurodinamia: técnica que ayuda a movilizar y flexibilizar el sistema nervioso.
  • Electroterapia: para ayudar a disminuir el dolor provocado por la compresión
  • Crioterapia para ayudar a quitar la inflamación de la zona
  • Masaje del tejido blando.
  • Desbloqueos vertebrales
  • Tratamiento con plantas medicinales o fitoterapia.
  • Cuando la sintomatología ha remitido se pueden realizar ejercicios específicos para recuperar movilidad y fuerza de los músculos asi como estiramientos.
Cuando estas técnicas no han dado resultado y la compresión del nervio es severa se procede a la intervención quirúrgica, es una intervención en la que se corta el ligamento transverso del carpo lo que provoca una descompresión del nervio.

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Logroño?

Para reservar una cita puedes llamar al número 941 484 432 , enviarnos un WhatsApp al número 619 607 070 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

Más especialidades de FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics