Tratamiento en fisioterapia para la rotura de fibras de isquiotibiales - FisioClinics Logroño

Tratamiento en fisioterapia para la rotura de fibras de isquiotibiales - FisioClinics Logroño

 En el siguiente artículo estaremos hablando de la rotura de las fibras de los isquiotibiales, una de las lesiones musculoesqueléticas más comunes en los deportistas debido a las grandes cargas a las que se somete este grupo muscular. A continuación te explico todo sobre esta lesión y además te enseño los beneficios que aporta su abordaje desde la fisioterapia en FisioClinics Logroño.

¿Qué es una rotura de fibras de isquiotibiales?

El desgarro muscular o la rotura de fibras del músculo isquiotibial es una lesión musculoesquelética que compromete las fibras musculares, en donde estás se separan o rompen, debido a las sobrecargas a las que se somete el músculo.
 
Esta ruptura o desgarre del músculo isquiotibial suele producirse comúnmente en la unión miotendinosa del músculo, pero también puede afectar al vientre muscular.

¿Cómo se produce la rotura de fibras isquiotibiales?

Esta lesión muscular se produce cuando aumenta la tensión a la que está sometido el músculo, esto ocurre muchas veces debido a que el deportista se encuentra en constante entrenamiento, lo que genera una sobrecarga muscular y molestias musculares que pueden ocasionar esta lesión.
 
Aunque, esta lesión también se puede producir debido a un estiramiento excesivo en el momento del entrenamiento o partido, a causa de un mal gesto en su mecánica deportiva que puede llevar a esta lamentable lesión.

¿Cuáles son las causas de la ruptura de fibras isquiotibiales?

Las causas de esta lesión tienen que ver con la sobrecarga de dicha musculatura. Entre las más comunes destacan:

  • Aumento de la tensión muscular repetitiva.

  • Sobrecarga muscular.

  • Sobre entrenamiento.

  • Estiramiento excesivo de la musculatura.

  • Mal gesto en la mecánica deportiva.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo se encuentran:

  • La demanda de altas cargas a las que se someten los atletas.

  • Mal gesto en la mecánica deportiva.

  • Falta de acondicionamiento y estiramiento del deportista.

  • Un grupo muscular anterior (cuádriceps) más fuerte que el posterior.

  • Acortamiento muscular de la cadena muscular posterior del cuerpo.

  • Falta de hidratación, vitaminas, minerales y oligoelementos.

  • Mala circulación sanguínea.

  • Reducción de la elasticidad muscular asociada al envejecimiento.

  • Desgarro muscular previo.

Síntomas y signos clínicos de la rotura de fibras del músculo isquiotibial 

Al momento de ocurrir la lesión el deportista lo primero que va a sentir es un "tirón" en el músculo.  Los siguientes síntomas que puede presentar el deportista en primera instancia de la rotura fibrilar del músculo isquiotibial son:

  • Sensación de tirantez en el vientre muscular.

  • Dolor de tipo focalizado en la parte trasera del muslo.

  • Tumefacción

  • Hematoma (se presenta dependiendo del grado de lesión).

  • Limitación del movimiento.

  • Pérdida de la función, principalmente para la flexión de rodilla.

  • Aumento de la temperatura en la zona de rotura.

  • Trastornos sensoriales.

Incidencia de la ruptura de las fibras isquiotibiales

Esta lesión musculoesquelética es muy frecuente, representa el 30% de las lesiones musculares. Además, en Reino Unido su incidencia es de 11% del total de lesiones en los entrenamientos de pretemporada y un 12% del total de lesiones en las temporadas de competencia en el fútbol profesional en ese país y un 17% en el fútbol europeo.
 
La mayoría de las roturas o desgarros de isquiotibiales en el fútbol son de grado I y II, representando el 97% de todos los casos.

Clasificación de la ruptura fibrilar del músculo isquiotibial

Los daños de esta ruptura se van a clasificar por grados y van a depender de la profundidad de la rotura de fibras del músculo. La clasificación del desgarro muscular es la siguiente:

  • Rotura fibrilar grado l: es el grado más leve, en donde sólo un porcentaje mínimo del músculo se ve comprometido (5%). El síntoma característico por presentarse en este grado es un tirón o una distensión de las fibras musculares afectadas, que se acompaña de una limitación funcional leve, tumefacción y en algunos casos con hematoma. A la palpación es apenas perceptible la rotura de las fibras musculares.

  • Rotura fibrilar grado ll: representa un grado moderado, ya que más del 5 % del músculo se ve comprometido. La lesión en este grado se presenta debido a una rotura parcial del músculo y los síntomas más característicos que se manifiestan son: limitación funcional considerada, dolor moderado, presencia de tumefacción e incluso hematoma. A la palpación de la zona afectada se podrá sentir de manera moderada la rotura de las fibras musculares.

  • Rotura fibrilar grado III: representa el grado más grave de esta lesión, ya que compromete el 100% del diámetro del músculo, hay un desgarrado. En este grado de lesión el vientre muscular o la unión miotendinosa del músculo se encuentra totalmente rota. Los síntomas que se evidencian son: incapacidad funcional total, dolor muy fuerte y constante, tumefacción y hematoma considerado. A la palpación se evidencia totalmente la rotura del músculo.

Diagnóstico fisioterapéutico 

Cuando la lesión se presenta mientras el jugador está en cancha, nuestro rol cómo fisioterapeuta inicia con la exploración física. En un principio palpamos en la zona afectada, en donde el paciente nos va a referir que presenta dolor, seguido le vamos a pedir que contraiga el músculo y le preguntamos si el dolor persiste en el mismo lugar. En caso de que este se mantenga hay que sospecha de que exista esta posible lesión. Luego, de forma pasiva realizamos un leve y suave estiramiento del músculo y se le preguntará al jugador si existe dolor, en caso de que su respuesta sea afirmativa se le indica que nos muestre exactamente el punto de dolor.
 
Después, lo más recomendable es realizar una ecografía o ultrasonido de partes blandas y determinar el grado de profundidad de la lesión.

Tratamiento de la rotura de fibras del músculo isquiotibial 

Es importante destacar que el tratamiento fisioterapéutico debe ser basado en una intervención personalizada, ya que no todos los casos son iguales y el tratamiento a elegir va a depender del diagnóstico y la gravedad de la lesión. Todo esto con el fin de obtener una correcta restauración de la función del músculo y evitar que se presenten riesgos.
 
El tratamiento va a realizarse por fases, esto con el fin de respetar los propios tiempos de reparación del cuerpo. Las fases son: 

Fase inicial o de protección:  

Se debe tener en cuenta que los objetivos principales durante esta fase son disminuir la inflamación y el dolor, sabiendo ya que el proceso inflamación es parte de la cicatrización del tejido. Debemos igualmente trabajar en que los tiempos se cumplan correctamente, ya que nuestra obligación es recuperar al deportista en tiempo eficaz y que este se incorpore nuevamente a sus actividades deportivas. Esta fase consta de:

  • Protocolo PRICE (protección, descanso, compresión, hielo y elevación de la zona afectada).

  • Reposo de la actividad deportiva.

  • Electroanalgesia (TENS).

  • Crioterapia las primeras 72 horas,

  • Drenaje linfático.

  • Vendaje neuromuscular para drenaje.

 
Fase media o de Movimiento controlado

Esta fase se inicia aproximadamente del 4to o 5to día y nuestros objetivos ahora serán aumentar la movilidad. Esta fase consta de:

  • Termoterapia: calor superficial ya que queremos reactivar el sistema de irrigación sanguínea para que nos ayude a recuperar aún más rápido el músculo afectado.

  • Ejercicios de movilidad activos asistidos (según sea el caso) y contracciones isométricas.

  • Uso de vendajes neuromusculares o compresivos.

  • Masaje terapéutico.

  • Estiramientos pasivos.

 
Fase de vuelta a la función: 

Para esta fase el jugador debe tener totalmente cicatrizado el vientre muscular del isquiotibial que presentó la rotura y nuestros objetivos acá serán trabajar la funcionalidad del deportista. Esta fase consta de:

  • Estiramientos analíticos.

  • Masaje transverso profundo para romper esas adherencias que se pudieran generar en los músculos.

  • Ejercicios de fuerza y potenciación.

  • Ejercicios propioceptivos, de equilibrio y coordinación.

  • Electrólisis Percutánea Intratisular (EPI).

  • Reeducación de la marcha.

  • Fibrólisis diacutánea o ganchos.


Fase de readaptación deportiva: 

En esta fase al jugador se le hará la rehabilitación en función al deporte que éste práctica, con el fin de redactarlo a la práctica deportiva. Esta fase consta de:

  • Ejercicios de fortalecimiento.

  • Ejercicios de coordinación y equilibrio.

  • Ejercicios de velocidad y agilidad.

  • Ejercicios de potenciación.

  • Ejercicios pliométricos.

  • Entrenamiento isocinético.

  • Ejercicios relacionados con el deporte que practica el paciente.

  • Reeducación del gesto deportivo.

  • Estiramientos.

 
Rotura de fibras de isquiotibiales.  Tratamiento de fisioterapia 

En el siguiente video muestro profesional te explica a detalle en qué consiste esta lesión, sus causas y de qué manera puede ser abordada desde nuestras instalaciones en FisioClinics Logroño, para que puedas mantener múltiples beneficios que ayuden a tu pronta recuperación.

 

Recomendaciones para prevenir la aparición de la rotura fibrilar del músculo isquiotibial 

Estas son algunas de las medidas preventivas que recomendamos para evitar la aparición de esta lesión muscular:

  • Realice rutinas de calentamiento o acondicionamiento de la cadena posterior de las piernas antes de iniciar el entrenamiento.

  • Emplea en tu rutina ejercicios regulares de equilibrio y propiocepción.

  • Integrar ejercicios de estiramiento de la cadena posterior de la pierna.

  • Regula de manera gradual la intensidad y la duración del entrenamiento. Si desea incrementar su acondicionamiento físico procure que sea progresivamente y no de manera repentina.

  • Realizar ejercicios de fortalecimiento para los músculos de la pierna.

  • Evitar el sobre entrenamiento.

  • A la mínima presencia de molestias suspenda la actividad deportiva y realice un chequeo

  • Mantenga una hidratación adecuada para favorecer la eliminación de metabolitos durante el entrenamiento.

  • Cumpla una alimentación balanceada que permita la manutención de un buen estado muscular. 

En FisioClinics Logroño contamos con profesionales altamente capacitados en la Fisioterapia deportiva, dispuestos a brindarte un abordaje que facilite su recuperación y pronta reinserción a la cancha.

tarjeta regalo general imagen
Tarjeta Regalo FisioClinics

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Logroño?

Para reservar una cita puedes llamar al número 941 484 432 , enviarnos un WhatsApp al número 619 607 070 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Contacta con FisioClinics

Si quieres conocer todas nuestras novedades, promociones, eventos, talleres, puertas abiertas, nuevos servicios, etc.
¡Déjanos tu email!

Más especialidades de FisioClinics