Rotura de fibras isquiotibiales en deportistas y su tratamiento en FisioClinics Logroño

Rotura de fibras isquiotibiales en deportistas y su tratamiento en FisioClinics Logroño

Las lesiones a nivel deportivo se hacen cada vez más comunes dentro de las distintas poblaciones que practican algún deporte de manera profesional o amateur tal es el caso de el desgarro de fibras isquiotibiales, a continuación te mencionaremos cómo puede ser abordada en nuestra clinica de fisioterapia en Logroño,  donde contamos con fisioterapeutas especializados en la aplicación de diversas técnicas y servicios de rehabilitación deportiva, a través de las cuales se busca lograr una recuperacion eficaz y oportuna que permita la readaptacion del deportista en el menor tiempo posible.

Anatomía de los músculos isquiotibiales

Se habla de uno de los grupos musculares más importantes del cuerpo humano, el cual se encuentra ubicado en la cara posterior de la pierna y cumple con una gran demanda funcional, mismo que está compuesto por los siguientes músculos:

  • Músculo bíceps femoral: Siendo el más externo o lateral de todos, se compone a sí mismo por dos (2) cabezas, una larga, que tiene su origen a nivel de la tuberosidad isquiática y una corta que parte a nivel de labio lateral de la línea áspera, así pues, ambos vientres se unen y terminan sobre la cabeza del peroné.

  • Músculo semimembranoso: Quien tiene su origen a nivel de la tuberosidad isquiática, siendo más medial tiene su inserción distal a nivel de la meseta tibial interna o medial en su cara posterior.

  • Músculo semitendinoso: Quien tiene su origen a nivel de la tuberosidad isquiática y termina a nivel del borde medial a la tuberosidad de la tibia formando parte de los músculos de la pata de ganso.

Dicho grupo isquiotibial es el principal encargado de realizar la flexión de rodilla y los movimientos rotacionales en dirección interna y externa de la misma, además de ello, participa en la extensión de cadera.

Este grupo muscular participa activamente durante las distintas fases de la marcha para realizar el despegue del pie y entrar en la fase de balanceo. Además de ello, se ha demostrado que este grupo muscular particularmente es el encargado de frenar el cuerpo mientras se está realizando la carrera a través de una contracción excéntrica (donde las fibras musculares se alargan sin perder tensión muscular) donde en algunos casos dicha musculatura puede verse sobrecargada y propensa a lesiones si no se toman las medidas adecuadas.

Dicha actividad, está presente dentro del gesto deportivo de distintas actividades como el atletismo o el fútbol principalmente, recayendo allí la importancia de dominar el gesto deportivo correctamente para evitar lesiones.

¿En qué consiste la rotura de fibras isquiotibiales?

Se habla de una de las lesiones más comunes que están presentes dentro de las distintas actividades deportivas, la cual consiste en una pérdida de continuidad en cuanto a las fibras musculares de uno de los músculos pertenecientes al grupo isquiotibial, asociado a múltiples factores que pueden llegar a influir en ello.

Distensión o rotura de las fibras musculares a nivel del grupo isquiotibial...

A nivel clínico una lesión de este tipo en los músculos isquiotibiales puede clasificarse dependiendo de la gravedad de la misma en lo siguiente:

  • Primer grado: En donde existe una distensión leve y se presentan microrroturas a nivel del vientre muscular, causando dolor y afectando la capacidad de contracción excéntrica de los isquiotibiales.

  • Segundo grado: Ocasionado por una distensión moderada en donde las fibras musculares padecen de una rotura que involucra entre el 25% - 70% de las fibras, afectando a la capacidad de contracción concéntrica

  • Tercer grado: Siendo la más grave de todas, en donde el músculo sufre una rotura del 100% de sus fibras, en donde la capacidad de contracción se ve completamente afectada. siendo su solución a través de la intervención quirúrgica.

Es importante destacar que la intervención por parte de la fisioterapia deportiva a los atletas de alto rendimiento e incluso aquellos que practican de manera amateur es de suma importancia no sólo en función de abordar las distintas afecciones y patologías que puedan llegar a presentarse, sino más allá de eso buscar prevenir las mismas para que simplemente no aparezcan, es por ello que al momento de dar inicio a una nueva actividad deportiva o si ya estás realizando una acudas a nuestro centro de rehabilitación y fisioterapia en Logroño donde contamos con fisioterapeutas especializados en el área deportiva que podrán ayudarte a lograr los objetivos deseados y adaptados a tus necesidades.

¿Cómo saber si tengo un desgarro en los isquiotibiales?

Principalmente durante la actividad deportiva, es común que la persona sienta como un jalón o tirón a nivel de la cara posterior de la pierna generalmente durante la carrera, sin embargo, también pueden identificarse algunas otras manifestaciones clínicas que pueden hacerse presentes y que sirven para identificar éste tipo de afección donde se puede resaltar lo siguiente:

  • Dolor punzante en ocasiones descrito como un dolor lacerante que se presenta a nivel de la cara posterior de la pierna agravante durante el movimiento o apoyo del miembro.

  • Existe una edematización o retención de líquidos en la zona afectada.

  • Hay presencia de inflamación localizada en la cara posterior de la pierna.

  • Es bastante común que se presenten hematomas o moretones de tamaño moderado.

  • La persona puede verse limitada o incapacitada para realizar la flexión de rodilla y extensión de cadera, evidenciándose una clara disminución del rango articular.

¿Cómo puede producirse una rotura de los isquiotibiales?

Cómo se ha venido mencionando existen múltiples factores que pueden influir en la instauración de éste tipo de lesión, dentro de los cuales se pueden destacar los siguientes:

  • Práctica de deportes como el fútbol, atletismo, gimnasia, entre otros sin cumplir con una correcta preparación neuromuscular previa y posterior a dicha actividad.

  • Presencia de acortamiento muscular, el cual es bastante común dentro de éste grupo el cual puede verse asociado a debilidad en el mismo en algunos casos influyendo en el aumento de riesgo.

  • Carga de objetos pesados durante un largo período de tiempo, en atletas o deportistas es común que manejen pesos altos al momento de hacer ejercicios de fortalecimiento, por lo cual hay que tener sumo cuidado para evitar la aparición de ésta lesión.

  • En ocasiones el padecimiento de alteraciones posturales como la hiperlordosis, pie plano o rodillas en valgo también puede ser un factor influyente en la aparición de éste tipo de lesión.

¿Cuánto tiempo tarde en sanar un desgarro muscular?

Como se ha explicado, las roturas o desgarros musculares se clasifican en distintas categorías dependiendo de la gravedad con la que haya sucedido la lesión, es por ello que dependiendo del grado en el que se encuentre el desgarro tendrá más o menos tiempo de recuperación pudiendo ir desde las 3 semanas hasta incluso los 4 meses o más, dependiendo también de la adaptación del atleta al tratamiento desde la fisioterapia deportiva.

Tratamiento en FisioClinics Logroño para la rotura de fibras isquiotibiales

La participación de la fisioterapia deportiva en el abordaje de lesiones en atletas debe buscar como objetivo principal regresar al deportista a su actividad al 100% o más de sus capacidades, para lograr esto, el tratamiento debe ser dividido en distintas fases las cuales se explicarán a continuación:

Primera fase

Comprendiendo los primeros días después de haberse instaurado la lesión, durante ésta fase el tratamiento se debe buscar principalmente la mitigación de la sintomatología, la cual puede realizarse a través de lo siguiente:

  • Electroestimulación: tratamiento en donde se hace uso del TENS para generar analgesia del dolor local.

  • Crioterapia y termoterapia: En función de buscar controlar la inflamación, edematización generalizada y favorecer los procesos de reparación que permitan la recuperación de los isquiotibiales lesionados.

  • Movilizaciones pasivas: Con el objetivo de poder mantener la movilidad a nivel de las articulaciones de los miembros inferiores.

  • Uso de técnicas de osteopatía: En donde se permite la manipulación de las distintas superficies articulares y tejidos blandos que se ven involucrados con ésta afección.

  • Aplicación del vendaje neuromuscular: En función de drenar el edema provocado por la lesión y al mismo tiempo generar una analgesia al dolor local.

  • Drenaje linfático manual: En donde se busca eliminar la edematización y retención de líquidos acumulada a nivel de los isquiotibiales lesionados.

Segunda fase

La cual comprende las primeras semanas después de haber dado inicio la lesión, es necesario para pasar a ésta fase, que las distintas manifestaciones clínicas sean controladas durante la fase anterior, por tanto, el tiempo de inicio dependerá de la adaptación del atleta al tratamiento. Así pues, durante ésta fase se busca principalmente el fortalecimiento y mejoría del control de movimiento en donde se puede hacer uso de lo siguiente:

  • Ejercicio terapéutico: En donde se debe hacer uso de ligas, resistencia manual o mancuernas con el objetivo de poder favorecer de manera progresiva mediante ejercicios específicos el fortalecimiento del grupo muscular isquiotibial pudiendo comenzar con las contracciones isométricas y posterior a ello seguir con las concéntricas y excéntricas respectivamente.

  • Reeducación de la marcha: En donde se debe buscar la recuperación de todas las fases de la marcha que involucren el músculo que sufrió la rotura y su correcta ejecución abordando el apoyo unipodal y bipodal.

Tercera fase

Siendo la última, en donde el atleta está listo para comenzar con la reeducación al gesto deportivo, durante ésta fase se tiene como objetivo principal mejorar las capacidades físicas del atleta para regresar al campo de juego en donde se debe hacer lo siguiente:

  • Se puede hacer uso de ejercicios pliométricos en donde se trabaje la velocidad de reacción y los ejercicios explosivos.

  • Se deben trabajar las capacidades aeróbicas en conjunto de las valencias físicas como fuerza, resistencia, velocidad, entre otras cosas.

  • Realizar ejercicios que involucren el gesto deportivo como una forma de adaptación al mismo.

Fisioterapia Logroño ¿Cómo diferenciar si tienes una rotura de fibras o una contractura muscular?

Con el objetivo de poder complementar éste contenido sobre lesiones en isquiotibiales, te dejamos a continuación un video realizado por uno de nuestros fisioterapeutas en donde te explicamos algunas diferencias entre la rotura de fibras musculares y las contracturas musculares.


 

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Logroño?

Para reservar una cita puedes llamar al número 941 484 432 , enviarnos un WhatsApp al número 619 607 070 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Contacta con FisioClinics

Si quieres conocer todas nuestras novedades, promociones, eventos, talleres, puertas abiertas, nuevos servicios, etc.
¡Déjanos tu email!

Más especialidades de FisioClinics