cefaleas

Tipos de cefaleas, migrañas o los comúnmente llamados dolores de cabeza - FisioClinics -

Cuando hablamos de dolores de cabeza o migrañas muchas veces nos encontramos definiendo de forma poco clara un problema común y habitual que aqueja a gran parte de la población. Con este artículo nuestra intención es definir claramente los tipos de dolores de cabeza que hay, su frecuencia, duración y cuáles son las principales características que tienen para poder identificarlos cuando nos sucedan.

Además, incidiremos en algunas de sus causas que aunque no nos damos cuenta en nuestro día a día, en demasiadas ocasiones guardan una estrecha relación con otras dolencias asociadas.

¿Qué es una cefalea?

Molestias o dolores en cualquier parte de la cabeza/cráneo, en los tejidos, suturas craneales, músculos o vasos sanguíneos en directa relación con la misma. La incidencia de estos dolores son muy habituales en la población occidental y se sospecha que por lo menos la mitad de las personas tendrá una cefalea al año por diversos motivos.

Tipos de cefalea

Los llamados dolores de cabeza que se definen en el ámbito terapéutico como cefaleas, tienen orígenes diversos y como tal se dividen en diferentes grupos por su incidencia y por el desencadenante del dolor, aquí os dejamos una lista con unos breves apuntes de los tipos de cefaleas:

  • Congestivas (de tipo vascular/venosa, no arterial).

  • Hormonales (con desequilibrios de estrógenos que nos hacen retener agua).

  • Cervicogénicas (influencia muscular de MMSS).

  • Psico-emocional (tensional).

  • Alimentarias (por influencia de la tiramina).

  • Vasculares (la verdadera migraña).

Características de las cefaleas más habituales

Para poder afirmar que tenemos una migraña (cefalea vascular) ésta debe contar con ciertos requisitos indispensables que son muy importantes a la hora de poder hacer un tratamiento adecuado ya que con diferencia son las que más problemas pueden provocar a la persona que las padece por su frecuencia y duración. Así mismo, además de un diagnóstico positivo en migraña al tener varios síntomas de los siguientes expuestos, una migraña puede tener estar diferenciada en dos tipos, con auras o sin auras. Sus requisitos son los siguientes:

Migraña sin aura:

  • Que sea del tipo pulsátil o constante

  • Intensidad moderada o grave

  • Duración del dolor de 4 a 24 horas.

  • Edad de comienzo entre los 10 y los 30 años

  • Frecuencia: de 2 a 5 veces al mes

  • Aparición en cualquier momento del ciclo menstrual

  • Localización habitual a un solo lado de la cabeza

Migraña con aura:

  • Duración de 4 a 72 horas.

  • Síntomas neurológicos como escotomas por vasoconstricción arterial.

  • Dolor pulsátil.

  • Euforia, ansiedad, fatiga, alteración del humor.

Las cefaleas cervicogénicas son las que más incidencia tienen dentro del plano terapéutico. Con frecuencia los dolores cervicales nos producen un estrés nociceptivo que eleva el umbral del dolor lo suficiente como para producir una transmisión de estímulos dolorosos a través de la médula que nos afectan hasta llegar al plano craneal.

Habitualmente encontramos que tanto la frente como el ojo por donde se manifiestan los dolores llevan asociado un componente de bloqueo de las vértebras cervicales. Como características más acusadas encontramos las siguientes:

  • Pérdida de movilidad de cuello por un problema muscular o bloqueo vertebral.

  • Pérdida de tono muscular.

  • Dolor concomitante (muscular y cefálico).

  • Presión de un punto gatillo reproduce el dolor en la esfera craneal.

La cefalea tensional es una de las más acusadas de los últimos tiempos. Está directamente relacionada con el estrés lo que a nivel hormonal produce un aumento del cortisol en sangre, de la globulación y de las prostaglandinas en el músculo. Si aumenta el cortisol disminuye la serotonina por lo que tendríamos un desequilibrio químico en la que da lugar a una fase prodrómica (síntomas iniciales que preceden al desarrollo de una enfermedad). La fase psicoemocional es lo que produce que el músculo esté en continua isquemia lo que produce una señal en el cerebro de dolor.

La cefalea alimentaria es uno de los casos más estudiados en los últimos años y que mejores resultados está teniendo con unos simples consejos nutricionales. A menudo nuestro organismo se ve afectado por según que alimentos ingerimos por las diferentes sustancias que estos contienen. En este caso podemos afirmar que una de las sustancias que afectan en el dolor de la cefalea alimentaria es la ‘Tiramina’. Este componente se encuentra en muchos lácteos (queso, leche), vinos, frutos secos… Por lo que nos afectaría produciendo un dolor similar al que podríamos tener por la consecuencia de una ingesta abundante de vino (con su consecuente dolor de cabeza posterior).

Otra visión desde la fisioterapia integrativa o FiiT Concept

Además de lo explicado anteriormente, los dolores de cabeza o cefaleas pueden originarse por determinadas situaciones emocionales como la ira o la rabia, el estrés, una inadecuada dieta… esto influye en el mal funcionamiento del hígado. El hígado en disfunción provoca bloqueos a nivel dorsal y cervical, provocando asimetrías musculares en estos niveles pudiendo llegar a ocasionar las cefaleas. Por ello es importante tanto valorar como tratar todos los aspectos que pueden ocasionar estas cefaleas.

Conclusiones y consejos

Como hemos podido observar a lo largo del artículo estas cefaleas comprenden al 90% de los habituales dolores de cabeza de la población. El trabajo tanto fisioterapéutico como con osteopatía craneal en estos casos mejora la sintomatología e incluso la total desaparición de los dolores ya que una vez resuelto de qué tipo de dolor de cabeza estamos tratando sabemos en qué lugar actuar para que el dolor y los estímulos nociceptivos desaparezcan lo antes posible.

Además de todo este trabajo, las terapias complementarias como la fitoterapia (terapias con plantas medicinales) suponen una gran ayuda a la hora del tratamiento para acelerar el proceso e influir rápidamente en cambios positivos para los pacientes.

 

 

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Logroño?

Para reservar una cita puedes llamar al número 941 484 432 , enviarnos un WhatsApp al número 619 607 070 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics